LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG ESTÁN REGISTRADOS EN

Safe Creative #1312010104630

Pincha la foto y lee la sinopsis

Pincha la foto y lee la sinopsis
Pincha la foto y lee la sinopsis
Artículos sobre mi obra y fotos: aquí



LA MUERTE ALUCINANTE DE LAUTRÉAMONT (Playa de Ákaba - 2016) es mi última novela. Pero también es un blog para mis lectores actuales o los que lo sean mañana; mis alumnos, los enamorados de la lengua española o francesa, y para todo aquel que me haga el honor de leerlo.


lunes, 15 de febrero de 2010

MILLENNIUMEL TRIUNFO DE UN MUERTO


Resultaría fascinante, el hecho de saber si Stieg Larsson (Suecia, 1954-2004), hubiera tenido el mismo éxito, de no haber fallecido poco tiempo antes de ver su obra publicada. Pero quizá sea aún más fascinante el estar seguros de que jamás lo sabremos...
Planteado esto, me parece que la serie Millennium nos reconcilia con el típico tocho-best seller-simplón. Ya sabes, ese ladrillo que se te cae de las manos en el metro en la página 456 y cuando has despertado, te lo han robado. Esas mejores ventas con las que nos acogotan algunas grandes editoriales, escritas como se habla, sin una metáfora, aforismo o juego de palabras de más. Han inventado la literatura light.
Pero no es el caso de los libros de Stieg Larsson, que constan cuando menos de un estilo literario ¡Albricias! Cuando debería ser un requisito mínimo para una obra.
Su estilo no es apabullante, pero aún así, Larsson demuestra que un autor puede abrir y cerrar millones de cajas registradoras, sin tomar a sus lectores por palurdos no leídos. Y es que uno puede vender mucho, respetando un mínimo de calidad literaria.

Il serait fascinant de savoir si Stieg Larsson (Suède, 1954-2004), aurait eu le même succès, s'il n'avait pas décédé peu de temps avant d'avoir vu son oeuvre publiée. Mais le fait d'être sûr que nous ne le saurons jamais, est sans doute encore plus fascinant...
Ceci posé, il me paraît que la série Millennium nous reconcilie avec le typique gros bouquin-best-seller-simplet. Tu sais, ce pavé qui tombe de tes mains dans le métro à la page 456 et quand tu t'es réveillé, on te l'a volé. Ces meilleures ventes avec lesquelles certaines maisons d'édition nous assomment, écrites comme on parle, sans une seule métaphore ou jeu de mots en trop. Elles ont inventé la littérature light.
Son style n'est pas epoustouflant, mais malgré tout, Larsson démontre qu'un auteur peut ouvrir et fermer des millions de tiroirs-caisses, sans prendre ses lecteurs pour des rustres incultes. On peut vendre beaucoup, tout en respectant un minimum de qualité littéraire.